Galicia Móvil

Noche Sabinera

Santiago de Compostela C GA

viernes, 23 de noviembre 2018

Pancho Varona y Antonio García de Diego son coautores, junto a Joaquín Sabina, de más de cien canciones que, en la voz áspera del cantautor de Úbeda, desafiaron las barreras del espacio y del tiempo. En la lista están grandes clásicos como A la orilla de la chimenea, Aves de paso, Contigo, Corre, dijo la tortuga, Peor para el sol, Resumiendo o Y sin embargo.

Sus dos “manos derechas”, músicos de cabecera y productores de varios de sus discos, también han participado en éxitos de artistas como Ana Belén, Víctor Manuel, Luz Casal, Quique González, Miguel Ríos o Christina Rosenvinge. Ahora giran, cuando Sabina descansa, con el espectáculo “Noche Sabinera”, un gran show nacido en Barcelona en el año 2006 y que ha viajado a lo largo de estos años por toda España y Latinoamérica.

Durante los últimos meses se ha incorporado a la gira Mara Barros, una de las voces más destacadas del país y actual corista de Joaquín sabina. Dividido en dos partes, en la primera, los tres escuderos de Sabina cantan parte del repertorio sabinero; en la segunda, el público puede subir con ellos a cantar el tema que elijan y ser “Sabina por un día”.

En los conciertos en los que giran con toda la banda les acompañan otros músicos habituales de Joaquín Sabina: Jaime Asúa, José Antonio Romero y Paco Beneyto.

El 29 de Junio de 2006, Joaquín Sabina actuaba en el Palau Sant Jordi. Días antes habíamos escuchado que los músicos de los Rolling Stones solían hacer unas jams especiales en algunos clubs de ciudades que visitaba la mítica banda. A raíz de aquello, se nos ocurrió proponer a Pancho Varona que diera un concierto especial en el Zac Club de Barcelona, aprovechando la visita del cantautor de Úbeda al Sant Jordi.

Aquella llamada informal acabó convirtiéndose en un concierto programado, con toda la banda de Sabina, el 28 de Junio de 2006, en el Zac Club. Aquella noche fue en realidad la primera noche sabinera. De manera espontánea, músicos de Barcelona primero, y gente de público después, empezaron a desfilar por el escenario, cantando canciones de Joaquín Sabina, sin orden ni fin, en lo que se acabó convirtiendo en una noche mágica de homenaje espontáneo al cantautor, con todos sus músicos, productores, compositores en las canciones, durante más de 35 años, y público y músicos de la ciudad.

Aquel día, nació la Noche Sabinera. 10 años después, arrancamos una gira especial para recordar aquello. Durante este tiempo, la Noche Sabinera ha girado varias veces por toda España y también por América; y, cualquiera que así lo ha querido, ha podido sentirse Sabina por un día al lado de todo su equipo.